| Subcribirse via RSS

Tratándose de política, las muchedumbres pueden ser manipuladas, mas no las comunidades

17 de febrero de 2012 Publicado en Comparación, General, Legal

Un artículo originalmente escrito por Mikel Maron en su blog Brain Off:

Las mujeres y niños en la foto están sufriendo, y la historia habla de revolucionarios escondidos desafiando un régimen brutal en todos los ámbitos, y victoriosos en los mapas de la compañía más poderosa del planeta. Ellos están renombrando la infraestructura en honor a héroes revolucionarios. No puedes más que celebrar esfuerzos tan inteligentes por la libertad.

¡Google apoya la liberación! ¿Otro frente en la diplomacia en linea de los EE.UU.? Nada más lejos de la verdad. Otro lamentable intento de aumentar las ventas de compañías estadounidenses con piezas de vapor sobre su apoyo a la Primavera Árabe. Veamos cuanto se demora Google en darse vuelta para mostrar su compromiso con los gobiernos nacionales (tambien conocidos como clientes) y sus mapas vuelven a sus nombres de la era Assad.

La historia real aquí es la naturaleza de “crowdsourcing” (una palabra que comienzo a despreciar), y el poder y control sobre nuestra realidad geográfica. Stefen Geens dice que tal información falsa, que la edición motivada políticamente es un riesgo del “crowdsourcing“; no lo es, es más bien el resultado de una comunidad falsa y procesos opacos. Este ensayo (“regime change, hardly”) es un excelente análisis al detalle, pero no hay forma alguna de penetrar completamente este sistema privativo.

¿Podría haber pasado esto en OpenStreetMap? Más o menos. Cualquiera puede editar en cualquier momento, yo podría cambiar estos nombres ahora mismo. La diferencia es que el cambio seria encontrado pronto por la comunidad que se preocupa por estos datos, todos los cambios por el usuario hechos en el pasado fácilmente identificables, discusiones, y preguntas hechas en publico, y los cambios revertidos de ser necesario. En el evento de que las ediciones imprecisas continúen, el caso puede ser escalado a mediación, y el Grupo de Trabajo de Datos (DWG) puede finalmente tomar acciones como advertencias y bloqueos. Ha pasado antes, en el Norte de Chipre, y OSM lo manejo bien.

OpenStreetMap no apoya el regimen de Assad, ni tampoco la rebelión. Apoya el acceso de todos a los datos, y habilidad de esos datos de responder a la realidad. OSM fue el primer mapa en mostrar el país más nuevo del mundo, Sudan del Sur. Y en el evento de que la brutalidad en Siria termine, y las calles sean renombradas en terreno, tu sabes donde editar.

Deje una respuesta

XHTML: Usted puede utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Vista previa: